Coherencia

El país exige coherencia

Por Andrés Velásquez

Desde hace varias semanas, hemos recorrido el país presentando, explicando, movilizando, organizando a la ciudadanía sobre la puesta en marcha del Acuerdo de Salvación Nacional, propuesto por el Gobierno Interino, encabezado por Juan Guaidó y apoyado por todos los factores democráticos en la búsqueda de una solución política integral que impulse la salida de la crisis económica, social y política que padecemos los venezolanos por la imposición de este régimen comunista perverso que nos oprime desde hace más de 22 años.

En Bolívar, Anzoátegui, Lara, Aragua, Carabobo, Caracas, Vargas, en cada reunión, cada encuentro, cada movilización, hemos escuchado detenidamente a los ciudadanos y la primera pregunta que surge inmediatamente es ¿creen que el acuerdo se va a lograr? y nuestra respuesta es clara: “nosotros también tenemos dudas”.

Pero es tal la crisis del país y teniendo en cuenta que los países del mundo libre que nos acompañan han dicho que van a promover y ser garantes de este proceso, nosotros internamente estamos comprometidos a hacer la pedagogía necesaria, para que cada venezolano, se movilice, se active, siempre con la información de primera mano, con la verdad.

A eso los ciudadanos han respondido con exigencia de UNIDAD de criterio para enfrentar a un régimen que todos sabemos no cree en los acuerdos y mucho menos está dispuesto a dejar el poder a cambio de nada.

Maduro ya ha puesto 3 cartas sobre la mesa: reconocimiento a él y a la AN ilegítima, desbloqueo de activos (protegidos) en el exterior y levantamiento de sanciones, y aquí viene la otra pregunta recurrente: ¿a cambio de qué? Porque si algo los ciudadanos exigen hoy con justa razón es la verdad sobre cada paso que se dé en nombre de los venezolanos.

Las amargas experiencias anteriores lejos de hacer que la ciudadanía se dé por vencida, nos coloca hoy frente a ciudadanos que exigen, reclaman (como es su derecho) explicaciones, información y que se les tome en cuenta a la hora de tomar decisiones que nos involucran a todos por la compleja crisis que padecemos y para la que el tiempo ya no da para más.

Y aquí surge otra pregunta: ¿participar o no en las elecciones regionales convocadas para noviembre? Y de ella saltan varias reflexiones profundamente legítimas: ¿Qué cambió desde el 6D para acá? No ha cambiado nada. ¿Por qué si la oposición UNIDA tomó la decisión de NO participar en esas elecciones, por considerarlas fraudulentas, ahora participaría?.

Y aquí una verdad que defiendo en cualquier terreno: es precisamente esta estrategia de desconocimiento del régimen la que nos ha llevado a lograr el acompañamiento, reconocimiento y apoyo de más de 60 países a nuestra lucha por la libertad y el retorno a la democracia de Venezuela, reconocen a Juan Guaidó como Presidente Encargado, y desconocen a Maduro declarándolo ilegítimo y usurpador del Poder.

Coherencia
Andrés Velásquez: “¿vamos a ser como el régimen? ¿vamos a ser igual que Maduro?, NO. Nosotros debemos respetar la voluntad de los venezolanos, el país exige ¡Coherencia!.

Ante esto, hoy no puede negar nadie, por diferencias que se puedan legítimamente tener, que la estrategia de desconocimiento ha sido y es efectiva para enfrentar al régimen, porque es el resultado de la UNIDAD de los factores democráticos en torno a ella.

Pero más importante aún, es resultado de la enorme conciencia democrática demostrada por los ciudadanos que decidieron DESCONOCER estos procesos fraudulentos primero porque no conducen a ninguna solución efectiva para los enormes problemas que padecemos los venezolanos y segundo, porque no se van a prestar para lavarle la cara al tirano.

Precisamente desde La Causa R y en sintonía con la ciudadanía estamos convencidos que no se puede acompañar esta elección convocada para noviembre, sin condiciones para elegir de verdad, con el mismo abuso de poder del régimen y ahora en una situación de mayor gravedad, debilidad y urgencia para todos los venezolanos.

Hemos decidido mantener verticalmente la decisión de desconocimiento del régimen, porque para ganar y conservar la confianza, la credibilidad, la esperanza y el respeto de los ciudadanos tenemos que tener como dirigentes y como organización política, “coherencia”.

No podemos ir a esas elecciones “como sea”, o es que ahora ¿vamos a ser como el régimen? ¿vamos a ser igual que Maduro?, NO. Nosotros debemos respetar la voluntad de los venezolanos, el país exige ¡Coherencia!.

El país exige coherencia

Para Caraota Digital
26/06/2021